La crítica mixta de Ad Astra

Sofía
Ad Astra - Inspiración Volátil Blog

Atención: Reseña con spoilers

Hace un par de semanas vi la película de Ad Astra en el cine con mis papás, y desde ese día supe que tenía que compartir mi opinión sobre ella. En general, a mi papá siempre le ha gustado el tema del espacio, el cual me lo pasó a mi cuando era pequeña. La verdad, me torcí un poco en el camino leyendo e investigando sobre vida extraterrestre hahaha entonces ya se imaginarán que no dudé en ningún momento en irla a ver con él. 

Protagonizada por Brad Pitt y dirigida por James Gray, el trailer de Ad Astra se miraba un tanto emocionante y enigmático a la vez. Nunca supe decir de qué trataba exactamente, y por estar Brad Pitt sabía que no me podía decepcionar ya que él es un actorazo. Y de hecho, llegué a la conclusión que no me decepcionó, sino todo lo contrario: salí del cine analizando y pensando lo que acababa de ver. Eso sumado a la gran impresión que me dejó la actuación de Brad Pitt. Así que, sin más preámbulos, les compartiré mi opinión con spoilers de la película:

Cinematografía

Me pareció como si estuviera viendo un episodio de Black Mirror pero en versión extendida. Los colores, los lugares, la tecnología que se usa en la película no parece tan distante de nuestro presente. Esto más que nada porque los personajes en la historia viajaron de una forma más realista y no tan fantástica a sus destinos, haciendo escala en la Luna por medio de un vuelo comercial. Me llamaron mucho la atención las escenas donde sale solo Brad Pitt haciendo sus evaluaciones, lo oscuras que eran a pesar que él estaba hablando de lo más neutral y tranquilo. Junto también a las escenas de cuando llega a la Luna y a Marte y cómo estas se logran diferenciar por los colores y las texturas de sus propios lugares. 

 

Historia

Tal vez a muchos les parecerá una historia muy sencilla, pero a veces creo que las más sencillas de entender desde el principio son las que más nos pueden sorprender al final. Desde el inicio está clara la relación que el personaje de Brad Pitt, Roy McBride, tenía con su difunto padre el astronauta famoso Clifford McBride. Su reacción cuando le cuentan de la posibilidad de que su padre esté vivo solo antecede una crisis emocional tan fuerte que pone en peligro la misión que le encomiendan de irlo a buscar y salvar el destino de nuestro planeta. 

Era de esperarse que su estado emocional fuera en picada. Y es ahí precisamente donde la actuación de Brad Pitt empieza a brillar. Cómo es que este astronauta experimentado, frío y calculador empieza poco a poco a recordar y revivir su relación con su padre. Cómo empieza a sentir cosas que había dejado guardadas… incluyendo el resentimiento por 16 años hacia su padre y su partida. Dicha crisis es lo que lo motiva a cuestionar su propósito y el de la misión, y nos permite conocerlo un poco más.

 

El toque de suspenso

La misión de Roy era llegar hasta Neptuno, donde se obtuvo la última señal de vida de su padre, y destruir la nave antes que sus emisiones destruyeran a la Tierra. El suspenso no sólo lo manejaron del lado personal de Roy, con la incertidumbre sobre si su padre estaría vivo o no, sino también con el estado mental de este último. El hecho de haberse enterado en el camino que su propio padre había asesinado al resto de tripulantes de la nave, es una buena combinación para mantenernos atentos a lo que va a suceder y el cómo será ese tan esperado encuentro padre e hijo.

 

Final inesperado

La misión de la tripulación de Clifford McBride, conocido también como Proyecto Lima, era investigar si había vida fuera de nuestro sistema solar. Cuando llega Roy sí encuentra a su padre, pero ¿cuál es la su conclusión? Su padre estaba completamente obsesionado y nunca obtuvo respuestas. Resulta que al final de todo, no había nadie más en otros planetas. Por 16 años estuvo completamente solo en esa nave investigando y encontrando nuevos planetas pero ninguno de ellos tenía vida. Fue aquí donde todas mis teorías de cómo podía haber terminado esa historia fueron incorrectas. Sumado al hecho que, a pesar de todos sus intentos, su padre no se dejara ayudar y se dejara morir en el espacio. Me pareció que fue un final real, por más triste que suene. Me gustó también que, después de haber pasado por tanto en ese viaje, se vio un cambio en el personaje de Roy hacia el final de la película. Su actitud y valores cambiaron, las cuales motivaron a que buscara mejorar su relación sentimental al regresar a la Tierra.

 

Conclusión

Puede que el recibimiento no haya sido muy bueno en cuestión de números o el ritmo de la historia, pero algo que todos están de acuerdo es que Brad Pitt fue la mejor parte. Me atrevo a decir que al final me gustó mucho más Ad Astra que Gravity e Interestellar, por el simple hecho de sentirla más real. A lo mejor se sume a estas otras películas tristes del espacio, pero pienso que toca un tema que no muchas tocan: el lado oscuro y tal vez un tanto pesimista sobre la vida fuera de la Tierra. ¿Qué pasaría si al final en verdad estamos solos en toda la galaxia? Me imagino que es algo que a muy pocos les gustará pensar. Pero como sucede en la película: tal vez nos encontremos con respuestas que no queremos en el camino, al final la vida sigue y vale más la pena enfocarnos en los asuntos de la Tierra.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.