Opinión y controversia del Joker

Sofía
Joker - Inspiración Volátil Blog

Creo que nada nos podía preparar para esta película. Así de simple. Mi interés hacia ella fue subiendo a medida que iban mostrando más material, más fotos y más trailers. No sólo era esa curiosidad por saber cómo interpretaría Joaquin Phoenix a ese enigmático personaje, sino también la sorpresa que nos dio Todd Phillips al presentar esta propuesta tan oscura y diferente a lo que solía hacer. 

Hace ya dos semanas que la fuimos a ver, y al fin aquí está el post para compartirles mi opinión al respecto. Eso sí, no incluiré spoilers 😉

 

Un poco de historia sobre el Joker

El Joker, o Guasón como le decimos en español, es el villano más conocido de Batman. Eso creo que todos lo saben. Lo que no muchos saben es que, dentro de este universo, no hay un origen definido ni una historia que cuente específicamente cómo fue que él llego a convertirse en lo que todos conocemos. Hay varias versiones. ¡Incluso ni siquiera se sabe cuál es su verdadero nombre! A pesar de ello, hay varios comics que tratan de dar su propia versión, como es el caso de The Killing Joke. En este comic se cuenta por medio de flashbacks la vida difícil que tuvo al principio el Joker. Su carrera frustrada de cómico y sus problemas financieros a la hora de mantener a su esposa embarazada. Todos estos factores influyeron a la hora de buscar una solución a sus problemas; y es precisamente al final de este camino que se convierte en el famoso villano.

 

Regresando a la película…

En general, la escenografía, los colores y todo lo transportan a uno a esta versión decadente de Ciudad Gótica. A un tiempo donde Batman no está todavía en el panorama, y nos presentan a Arthur Fleck. Arthur trabaja como payaso para poder mantener a su madre, y al parecer el trabajo no es tan fácil como parece. Pienso que aquí el factor de la música logra transmitir de una excelente forma el estado emocional de Arthur. Incluso la fotografía en los close ups cuando se está maquillando en el espejo o muestran su delgado cuerpo. Yo sé que hay más factores a nivel cinematográfico y técnico que nos dicen que esta película es una obra de arte. Hasta ahí no puedo llegar, pero lo entiendo. Es una combinación de tantos factores, más que nada de talento, lo que resultaron en una interpretación del Joker bastante original. Yo sé que es una versión totalmente distinta y no basada en los comics, pero aquí Todd Phillips se tomó la libertad creativa de adaptar la historia a la visión que él tenía, y al mensaje que quería transmitir. 

 

La trama

Acepto que he leído varios artículos con diferentes opiniones acerca de la película. De alguna manera cuando salí del cine mi cabeza todavía no podía procesarlo todo, y peor todavía después de hablar con Crystian (mi esposo) estaba más segura que tenía que ponerlo todo por escrito. En lo personal, me gustó la historia. Es simple. Simple en cuanto a entender la situación y personalidad de Arthur desde el principio y lo que lo llevó a transformarse al final en el Joker. A parte de eso, lo que deja a los espectadores con los nervios de punta son las capas de información que se van revelando a la hora que Arthur se expresa, con cada cosa que le sucede, y cómo toda esta información nos llega a incomodar. Estos detalles al final reflejan actitudes, reacciones incluso valores con los que la mayoría nos hemos llegado a identificar en algún momento. Y con actitudes no necesariamente me refiero a actitudes buenas. En el universo de Arthur Fleck, en esa versión de Ciudad Gótica, hay rastros de una sociedad bastante parecida a la que vivimos actualmente. Obviamente una versión sin la tecnología con la que contamos ahora… la cual intensifica todo. Una sociedad donde la mayoría voltea la cara al ver sufrimiento ajeno. Una sociedad donde se abandona al desprotegido. Siempre se ha dicho: hay dos versiones para cada historia, y en esta se cuenta cómo es que cada uno de estos altercados llegan a colmar el vaso de Arthur provocándolo a cambiar y defenderse de alguna forma (aunque algo distorsionada) de ese mundo que tanto lo hirió.

Hay varios temas que toca la trama, desde las enfermedades mentales, el bullying hasta la violencia y el acceso libre a armas. Lo que sorprende en esta historia es cómo todos estos factores y la interpretación de Arthur de alguna manera toca una fibra sensible en nosotros. Nos provoca empatía, hasta nos llegamos a identificar con él. Y esa precisamente es la parte tenebrosa del asunto. Pienso que a muchas personas no les agradó para nada llegar a identificarse en algún grado con un psicópata asesino. Aunque este sea un personaje ficticio.

 

La actuación

Supe que la película tenía algo especial desde que me enteré que recibió una ovación de pie de 8 minutos en el Festival de Cine de Venecia. Todos están alabando la actuación de Joaquin Phoenix, y la verdad a mi también me pareció genial. En ningún momento me hizo pensar o llegar a compararlo con interpretaciones pasadas del Joker. Al contrario, Phoenix logra perfectamente darle su toque y diferenciarse del resto… en un buen sentido, no como la interpretación que hizo Jared Leto en Suicide Squad. Sus gestos, su lenguaje corporal y lo más importante, su risa, logro convencerme de quien era y hacia donde se dirigía su transformación. Agréguenle el cambio de look y su bajo peso y prácticamente Phoenix era una persona completamente distinta.

 

La controversia

Al principio le daba vueltas a la película, tratando de entender el por qué a muchas personas y críticos no les gustó o les pareció ofensiva y violenta. Para ser sincera, no me pareció tan violenta a comparación de otras películas. Sin embargo, a medida que fui leyendo más artículos entendí por dónde estaba el problema: una vez más, la influencia en los adolescentes y jóvenes adultos que sufren de bullying, tienen problemas de otra índole o tienen alguna enfermedad mental y el libre acceso a armas en los Estados Unidos. La opinión en general se amarra de la base de que esta película puede servir de “excusa” para cualquiera de estos jóvenes de hacer algo imprudente y peligroso para los demás. He llegado a leer que estas opiniones han sorprendido bastante tanto a Joaquin Phoenix como a Todd Phillips. 

Otra parte de la controversia es la selección de música de una escena en específico. Solo diré que es en unas gradas. El interprete de la famosa canción fue condenado años más tarde pedofilia, y eso también ha ofendido a varios espectadores. Esto para mi solo es una muestra más de las capas de información que dejó Phillips. Detalles bien pensados y para nada al azar que nos transmiten el carácter perturbador del Joker y en qué parte de su transformación se encontraba al hacer esa escena en específico.

 

En conclusión

¿Qué pienso yo? Pienso que ese precisamente es el propósito de hacer arte, en cualquier medio, el de provocar a la gente y empezar una conversación. Para mi vale más que una película me haga cuestionar mi realidad y lo que pienso después de salir de la sala del cine a comparación de una que solamente me entretenga. No estoy diciendo que no me gusta ver “películas tontas”, como las suelo llamar, lo que digo es que es bueno tener criterio y la mente abierta para poder ver cosas distintas y analizarlas. ¿La volvería a ver? ¡Claro que sí! De hecho, quiero verla más veces para ver qué más le encuentro, qué más puedo absorber de la historia que no pude ver la primera vez. Definitivamente cuando salga en Blu Ray estará en nuestra colección 😀

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.