¿Conoces a J. R. R. Tolkien?

Sofía
J. R. R. Tolkien - Inspiración Volátil Blog

Para los fanáticos de El Señor de los Anillos la respuesta, obviamente, es afirmativa. Y es que, con la reciente emoción por la última trilogía basada en el libro de El Hobbit, decidí dedicar un post a este autor, que en estos días, su nombre no sólo se ha grabado en la mente de varios fans, sino también, ha marcado la historia de la literatura de fantasía y el cine.

Para variar un poco la modalidad al hablar sobre una personalidad, en vez de contarles un breve resumen de su vida y cómo Tolkien se inició en la literatura, les contaré más bien, esos datos que muy pocos saben 😉

  • Nació el 3 de enero de 1892 en Bloemfontein, hoy conocido como Sudáfrica (Sin embargo, ambos padres eran británicos)
  • Fue amigo cercano de C. S. Lewis, el escritor de los libros de Narnia.
  • No sólo fue escritor, sino también, poeta, filólogo y profesor universitario.
  • Se le considera como el padre de la literatura moderna de fantasía.
  • En 1916, a los 24 años, se unió al Ejército Británico que luchaba por ese entonces en la Primera Guerra Mundial.
  • Su interés y trabajo sobre la Tierra Media empezó en su adolescencia.
  • En 1961 fue propuesto para el Premio Nobel de Literatura por su amigo C. S. Lewis, pero el jurado no lo tomó en cuenta debido a su “pobre prosa”.
  • En 1965, salió la primera edición de El Señor de los Anillos en Estados Unidos
  • Tolkien fue un devoto católico romano. Eso significaba que sus puntos de vista eran bien conservadores.
  • Tolkien nunca pensó en publicar El Hobbit. Dicho libro lo escribió solamente para sus hijos, hasta que este empezó a pasar de mano en mano sin permisos de Tolkien, y cayó en las manos de Susan Dagnall, una empleada en la editorial londinense George Allen & Unwin. Ella le pasó el libro al presidente de la editorial, y él a su hijo para que lo leyera. Al final, al niño le gustó tanto la historia que decidieron publicarlo.
  • ¿Se preguntan cómo fue que Tolkien pudo crear nuevos idiomas como el élfico? Pues, digamos que tenía una “pequeña obsesión” por aprender idiomas. Sí. Eso significa que Tolkien aprendió latín, francés y alemán de sus padres. En el colegio aprendió inglés medio, inglés antiguo, finlandés, gótico, griego, italiano, noruego antiguo, español, belga y belga medieval. Y por su cuenta aprendió danés, neerlandés, lombardo, noruego, ruso, serbio, sueco y antiguas formas del alemán moderno y eslovaco. o.O

¿Cuál de los datos les gustó más o les sorprendió?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.