Depurando tu estado mental

Sofía
Depurando tu estado mental, Emma Simpson - Inspiración Volátil Blog

Con los años el tema de la salud mental ha pasado a tener un poco más de protagonismo. Y es que, es cierto. Tu salud mental es tan importante como tu salud física. Puede ser que físicamente te encuentres bien, pero si todo en tu cabeza se encuentra desordenado… se va a ver reflejado en tu vida. 

Es así como decidí compartir hoy pequeños consejos y técnicas para ordenar nuestros pensamientos y mejorar nuestro estado mental:

1- Escribir

Si algo me a ayudado a lo largo de muchos años es escribir. Más todavía cuando no tienes a nadie alrededor con quien hablar. Escribir puede ser una forma de catarsis, puedes escribirte a ti mismo, puedes hacer como que le escribes a alguien. Simplemente escribe sin filtro todos tus pensamientos. Algo extra que se puede hacer después de escribir es romper la hoja, o incluso quemarla (hahahaha para agregarle más dramatismo. Si decides quemarla, siempre hazlo de forma segura)

 

2- Salir a un lugar distinto

Si tu casa o el lugar donde te encuentras no te hace bien mentalmente en un momento determinado, entonces sal de ahí. Aún solo 5 minutos, el cambiar tu escenario puede hacer maravillas.

 

3- Caminar

Por algo dicen que hay un tipo de meditación que se puede hacer caminando. Es un ejercicio que todos podemos hacer, que está a nuestro alcance y podemos hacer en cualquier momento. Este me recuerda a un libro que leí hace un par de años que se llama “Daily Rituals” que comparte los rituales de diferentes personas famosas, escritores, políticos, músicos, científicos, pintores y así. La gran mayoría siempre apartaban cierta hora en el día para salir a caminar. Y lo hacían religiosamente. Entre ellos el primero que se me viene a la mente es Albert Einstein.

 

4- Hablar con alguien cercano

Si de verdad necesitamos hablar con alguien, busca a alguien que conozcas bien y que sepas que de verdad se tomará el tiempo de escucharte. Puntos extras si salen por un café o a un restaurante favorito.

 

5- Dormir

Si no es hasta la noche, una “power nap” puede hacer maravillas también.

 

6- Rodearse de naturaleza

Ve a un lugar donde puedas ir a caminar, o simplemente sentarte y rodearte de naturaleza. A veces hasta estar cerca de agua sea un  lago o el mar puede ayudar mucho. Si no tienes nada cerca, simplemente acuéstate y observa el cielo. En lo personal, me gusta mucho observar el cielo y poner una canción en “repeat” de fondo.

 

7- Llorar

No tiene nada de malo hacerlo. Sea la razón que sea, si tienes un nudo en la garganta y necesitas llorar hazlo. Si te sientes más cómodo, busca un lugar privado. Te sentirás mucho mejor después que lo hayas sacado de esa forma.

 

8- Ponte cómodo y… no hagas nada

Así como lo leiste. A veces el solo detenerse y no hacer nada es bueno. Un pequeño ritual que me gusta hacer para sentirme mejor es ponerme mi ropa más cómoda y buscar una frazada. Mejor todavía si tengo alguno de mis chocolates a la mano. 

 

9- Meditar

Si te es difícil meditar, puedes buscar opciones de meditaciones guiadas sobre algún tema en específico. La meditación es otra opción que trae muchos beneficios. El ponerla en práctica seguido puede mejorar tu concentración y mediante el control de tu respiración puedes relajarte de una forma mucho más fácil.

 

10- Por último, la más importante de todas: pedir ayuda

Siempre he pensado que es de valientes tomar el paso y pedir ayuda. Ir con un psicólogo/terapeuta tiene muchos beneficios. Para ser sincera, yo no he tenido la oportunidad de ir con uno, pero si tengo una aplicación que me ha ayudado y se llama 7 Cups. Este sitio tiene su versión web y su propia aplicación. Prácticamente es un chat/foro, donde uno puede buscar “listeners” o personas entrenadas por el sitio para escucharte y también tiene ayuda de terapeutas, la cual es pagada. Yo solamente he utilizado la versión gratis, y cada vez que me he sentido abrumada voy ahí y le escribo a un “listener” que esté disponible en ese momento. Puedo asegurarles que cada vez que escribo ahí me siento bien inmediatamente después. Definitivamente tiene sus ventajas el contarle nuestros problemas o lo que nos molesta a alguien que no nos conoce. Es una ayuda un poco más objetiva, y no tan emocional como el vínculo que tenemos con nuestra familia o amigos cercanos. Aclaro, no es que ellos no nos puedan ayudar, pero creo que el hablar con personas capacitadas ayuda más todavía.

 

Espero todos estos tips les sirvan. 🙂 Si tienen más que no mencioné en la lista, pueden compartirlos en los comentarios.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.