Explorando Tikal

Sofía

Con todo el boom de los blogs de viajes, pensé que sería interesante y una buena idea el compartir mis pequeños viajes por acá en el blog 🙂 No sé si alguna vez lo mencioné por acá, pero mi familia es de El Salvador pero mis padres y yo vivimos aquí en Guatemala. Por esto y muchas otras razones fue que me tomé como reto, o deber tal vez, visitar la mayor cantidad de lugares de ambos países: conocer lugares históricos, playas, paisajes de la naturaleza, ¡Todo! Siempre he tenido desde pequeña esa “curiosidad de explorador” como le llamo, esa necesidad de ir a algún lugar nuevo y conocer lo más que pueda de él; y mejor todavía si está rodeado de árboles y naturaleza. Esa adrenalina de adentrarse en lo desconocido y la anticipación me hace pensar mucho en cómo se debió haber sentido Alicia al dar sus primeros pasos en el País de las Maravillas. (Sí, así de surreal puedo llegar a ser).

Admito que antes de casarme solo conocía las playas y Antigua, (Shame on me!) pero ya después pude conocer otros lugares que siempre quise visitar como Roatán, Panajachel e incluso fuimos a acampar a los cayos de Belice, (que por cierto, todavía me deben un par de fotos de ese viaje -_-). En fin, este año en Semana Santa fue el turno de Petén y debo decir que me encantó. Mi esposo ya conocía, pero eso no evitó que me sorprendiera de todo lo que vi. Obviamente no nos dio tiempo de visitar todos los lugares, pero el visitar las ruinas de Tikal fue hipnotizante. Desde que uno pone un pie en ese bosque tropical se sienten esas vibras como místicas, sentí que había viajado en el tiempo. Es bastante impresionante el ver todas las ruinas, su altura y el pensar cómo fueron hechas, y más que nada, pensar cómo se debieron haber visto originalmente.

Para este tipo de lugares solo tengo un tip: Es para personas que les guste caminar y no se desesperen del calor o los bichos. Así que lleguen preparados y tomen mucha agua… bueno no tanta, sino tendrían que ir al baño a cada rato y no se encuentran a la vuelta de la esquina, pero entienden mi punto.

924686_339841256212714_162277834_n

10513702_1380238795634484_889737630_n

10607905_1389535588034568_1281842469_n

11084927_444861815691119_835666974_n

11101980_1059760967371153_572946968_n

11049175_1114975535194537_1454726605_n

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

A parte de los sitios arqueológicos, visitamos la isla de Flores, y también por quedar en el camino, pude visitar por primera vez el Castillo de San Felipe 🙂 Lo único malo fue que no nos hizo buen tiempo al principio, pero de igual manera es uno de nuestros viajes favoritos. Eso si, al regreso no pudo faltar parar a almorzar en Rio Dulce.

 

10665578_423191654511975_800268484_n 11007772_1615895358646697_1198553883_n 11055660_623325807812070_1769565053_n

11111444_568686236607883_1257431453_n

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Con eso concluyo el primer post de la nueva sección de “Viajes”. Esperen más posts de este tipo, que tenemos una larga lista de lugares por visitar, de paso pueden contarme si ya visitaron Petén o qué otro lugar de Guatemala podemos visitar después 😉

P.D. También pueden seguirme en mi instagram personal para ver más fotos de viajes anteriores y los que se vienen.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.