La humanidad

Sofía
how-to-live-life inspiracion volatil blog

Bueno, después de unos días de ausencia estoy escribiendo otra vez, dando una señal de vida. La verdad, desde que tengo memoria me ha gustado escribir, pienso que siempre dejo una parte mía en todo lo que escribo y al mismo tiempo, dejo salir pensamientos que (a veces) no deberían de estar en mi mente. Por eso, y otras razones más, esta noche (son las 10:19 pm) pienso utilizar por primera vez el blog como herramienta terapeutica acerca de ciertos acontecimientos recientes en mi vida, para ser exactos, de hace unas horas.

…..

Si, así fue como empecé la entrada la noche anterior. Después de haber estado demasiadas horas en la computadora el día de hoy (mañana entregamos un final), llegué a la conclusión que en cierta forma, un blog llega a ser un diario de vida. Me refiero a un diario porque, al menos en mi caso, llego a compartir cosas que he visto en Internet, en la tele o simplemente, algún acontecimiento “x” que haya sucedido en mi vida.

¿Por qué le puse este título al post? porque los seres humanos somos algo a veces tan sencillos, pero tan complicados. Me parece increíble como una simple decisión nos puede convertir o en un ogro o en alguien bondadoso. Ese estado casi bipolar de querer a alguien y pasar a otro extremo y aborrecerlo por completo. He de confesar que, últimamente, me he paseado entre ambos lados, en lo que a amistad se refiere.

En lo que respecta a esta pequeña confesión, no estoy segura si escribir esto le sirva a alguien, solo lo dejaré salir. Es ese nudo en la garganta, ese constante análisis tratando de comprender como alguien puede ser capaz de hacer las cosas más desagradables solo por el bien de sí mismo. De hecho, este tipo de personas me parecen tan frías, llevando a cabo esas decisiones que a la larga los perjudican más a ellos que a la propia víctima; sus acciones son un mero reflejo de su interior.

A todo esto se preguntaran que fue lo que me sucedió que me llevó a  escribir mis pensamientos, pero para ser honestos, no quiero dar muchos detalles. No me gusta señalar personas. Tampoco me gusta que se aprovechen o descarguen ira sobre personas que no han hecho mal alguno.

Pienso que al final lo que cuenta no es el estrés que pasaste por entregar un pequeño trabajo en la u o el colegio, no cuentan esos sentimientos de superioridad y egoísmo, ni el dinero que tengas, ni quien sean tus padres. Lo que cuenta es que seas feliz. Yo hasta ahora lo comprendí, me tardé un poco, pero prefiero mil veces hacer el ridículo con las personas que quiero y que hacen el ridículo conmigo, a pasar una vida sola y amargada lejos de estas personas.

Hay una palabra que valoro mucho, y es una de las más difíciles de decir, es la de perdón. El que alguien acepte sus errores y pida perdón, requiere de mucho valor, y yo admiro a esos que se atreven a dar el paso. Siempre habrán personas que entren y salgan de nuestras vidas, más yo pienso que siempre hay una razón detrás de todo eso. Si salen es para aprender lecciones, pero si regresan, es porque llegan para quedarse. Las segundas oportunidades son escasas, y he llegado a la conclusión que mi vida en este momento, no podría ser mejor.

….

One thought on “La humanidad

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.