Lo que me molesta del cine de hoy

Sofía
Lo que me molesta del cine de hoy - Inspiración Volátil Blog

Si, creo que hay bastantes cosas en esa lista, y debido a que ya he terminado decepcionada al salir de la sala de cine, pensé que sería una buena idea armar un post sobre mi punto de vista al respecto. Obviamente, al hablar de algunas películas, dejaré a un lado los detalles cruciales de la historia para no arruinarles la experiencia, así que pueden leer con toda libertad. Recuerden también que esta es solamente mi humilde opinión en el tema.

Bueno, a empezar.

Parece que ultimamente Hollywood se ha quedado atascado en los mismos temas. Y es que, al ver que una fórmula funciona, ellos buscan la forma de repetirla sin cesar buscando el mismo resultado y eso al final nos termina cansando. ¿Fórmulas? A fórmulas me refiero a las temáticas. Por ejemplo, presentan la primera parte de Twilight, y al ver que el tema de los vampiros y el romanticismo vende entonces siguen con este hasta el final. Esto se ha visto demasiadas veces como en el caso de “Scary movie” ¿Cuàntas partes van ya? O las películas de “Saw”. De cualquier manera, ahora si una película tiene éxito en la taquilla lo lógico parece ser es sacarle cuantas partes se pueda, en vez de generar nuevas ideas o propuestas.

No me hagan hablar de los “remakes”…

Sin importar de dónde vino, Suecia, México o cualquier otra parte, si tuvo éxito, es muy probable que algún director de Hollywood se le ocurra hacer una versión americana. Es aquí cuando me enojo, porque ¿Dónde está creatividad? Lo sé, la adaptación depende mucho del director y cómo este capta la historia y la quiere transmitir, pero aún así, pienso que hay muchas más historias que crear que ver lo mismo una y otra vez de diferentes maneras. Los remakes extranjeros, por lo menos, les veo una buena razón para hacerlo: a lo mejor para entenderlas mejor en un idioma que conocemos o trasladarlas a un escenario más familiar. Pero, ¿Qué pasa con las películas viejas que vuelven a hacer? Películas como “La dama de negro”, “El gran Gatsby”, “Los miserables”, “Carrie”…. en fin, la lista puede ser bien larga, pero varias de estas películas pueden ser consideradas ya clásicos. En lo personal, pienso que es un gran riesgo tomar una película de ese calibre y tratar de “hacerla” nuevamente. No sólo pensando en el aspecto técnico, más bien en la base de fanáticos. Un mal movimiento y el valor de esta caería al suelo.

Y lo peor…

No pueden faltar las películas que son parte de una gigantesca estrategia de marketing y que, a partir de su éxito, casi que llegan al punto de la maquilación. Si. En este caso hablo de películas como “The Avengers”, “Batman” o “Ironman”, películas para las masas. (No, tampoco estoy afirmando ser hipster, pero es en serio, ¿A quién no le gustó Robert Downey Jr. como Iron Man? ¿Quién no hizo fila para ver la última parte de la trilogía de Batman?) No digo que el hecho de que hayan sido bien recibidas estas películas es lo que me molesta, de hecho, lo que me molesta es el enfoque de estas. Grandes efectos, 3D, secuencias de acción y la típica escena romántica entre el personaje principal y su damisela, pero ¿Cómo fue que terminó la historia? Fácil, si uno le presta atención al argumento de este tipo de películas se puede dar cuenta que estas carecen de un argumento sólido. Y si llegan a tenerlo, entonces se presentan “huecos” en la historia a lo largo del desarrollo de la película. A “huecos” me refiero a preguntas sin responder, a hechos o interrogantes que se presentaron en algún momento de la historia y que al final nunca supiste por qué pasaron. Para todo esto, a lo mejor los escritores pensaron que estos detalles le daban más misterio a la película, pero para mí que mejor los hubieran eliminado.

Lo peor es cuando sabes la historia detrás de la película.

Pienso que es una lucha constante con eso de las adaptaciones a la gran pantalla, pero admito que, cuando uno a leído a sus personajes favoritos, cuando uno sabe cómo inició y al ver la película no termina contento, una de dos cosas pasaron: o uno, en lo personal, no terminó sastisfecho, o dos, los escritores se pasearon en el guión y el desarrollo de la historia. Seguiré insistiendo, pero para aquellos que lean esto y hallan visto Iron Man, ustedes sabrán a qué me refiero cuando hablo del personaje del Mandarín y el giro en la película. Es aquí cuando me quedo analizando, ¿Valdrá la pena cambiar drásticamente una historia para sacar las secuelas lo más rápido posible? Parece que aquí lo que quieren es cantidad (También hablando en $$$) y no calidad en la escritura del guión (¡Vergüenza les debería de dar!)

¿En qué quedamos?

En conclusión, pienso que la mayoría de películas cumplen su función más importante: la de entretener. Te entretienen de la realidad, te alejan de tus problemas y te llevan a un lugar donde tu única preocupacion es qué tantos poporopos quedan o si la persona de a la par te deja ver en paz tu película o no. Ya es cada quien el que analiza después si la película en verdad le aportó algo, si le gustó o no. Pero algo si es cierto, hay que pensar ¿Cuándo fue la última vez que vimos una película que NO fuera basada en un libro, o fuera un “remake”, o fuera basado en un juego de mesa, o un juguete, o fuera una secuela? En pocas palabras, ¿Cuándo fue la última vez que vimos una película con una historia que en verdad nos sorprendiera? Porque pienso que hoy, esas películas son muy pocas.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.