Responde estas preguntas para evitar compras compulsivas

Sofía
Responde estas preguntas para evitar compras compulsivas,Charles Deluvio - Inpiración Volátil Blog
Foto por Charles Deluvio en Unsplash

Una característica que tengo a mi favor es que nunca he sido impulsiva. Al contrario, a veces llego a pensar demasiado las cosas, y ahí no me va muy bien. Pero eso es otro tema (hahaha). Hoy les compartiré mi proceso de decisión a la hora de comprar. Por lo general, y más en los últimos años, trato de pensar bien mis compras. No solo depende de la pregunta obvia si tenemos dinero o no, sino también hay otros factores:

1. ¿Tengo suficiente dentro de mi presupuesto?

Sea un presupuesto mensual o semanal, es bueno siempre destinar una porción de tu salario para este tipo de cosas. De esta forma, sabes que puedes comprar lo que necesités y que también tienes un límite para hacerlo. Con esta pregunta, considerando lo que tienes disponible, tratas de responder si dentro de tu presupuesto tienes suficiente para poder realizar la compra.

2. ¿En verdad lo necesito?

Aquí empieza lo bueno. Antes de empezar a sentir esa adrenalina de llevarte esa prenda o cualquier artículo que te haya llamado la atención, detente. Respira. Pregúntate, ¿en verdad necesito comprarlo? Analiza si ya tienes una prenda parecida que cubra esas necesidades, o simplemente, si es algo que en verdad te va a brindar utilidad y valor todos los días y que en verdad no se quedará abandonado una semana después.

3. ¿Puedo vivir sin esto?

La prueba más grande: salir de la tienda. Olvídate de lo que viste. Si en los siguientes días no recuerdas que lo viste y tu vida sigue normal, en verdad no necesitabas ese artículo. Si te sucede lo contrario, a lo mejor querrás regresar… a lo que viene mi último punto.

4. ¿Habrá mejores opciones?

Si regresas, no te dirijas al mismo lugar, más bien, date más tiempo para buscar otras opciones. Este “tiempo extra” te hará meditar sobre tu decisión si comprarlo o no. Si te aburres buscando y dando vueltas en el centro comercial, es porque probablemente haya sido solo un capricho. Pero si lográs encontrar una mejor opción, incluso una oferta, ¡bien por ti! 😀

 

Aclaro: esto no es para desanimarte y prohibirte que compres. Al contrario, es para motivarte y animarte a hacer tus compras de una forma intencional. El tener una mentalidad minimalista y hacer las compras intencionalmente, no solo ayuda a tu billetera, sino también a tu salud mental para no llevar más cosas a tu hogar que pueden llegar solo a acumularse.

 

 
 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.